24 oct. 2010

La Experiencia.

Es preciso emplazarse de un modo, las técnicas sin un determinado tono, son solo eso.
La rutina no es un simple ejercicio diario, es un instante sin tiempo donde se sintoniza con una particular experiencia, existe una cierta poesía en eso, que no se logra percibir si todo resulta mecánico.
Uno es parte de la experiencia, debe involucrarse íntimamente en ella, no ser alguien que la experimenta, ser la experiencia misma, vivirla desde ahí, y confundirse en todo aquello.
Entonces nada se percibe ajeno, somos  la sensación de un registro, somos fuerza, movimiento y esa inconmensurable plenitud del espacio interno, que se expresa en un lenguaje nuevo, sutil, casi inasible, conmovedoramente cierto.

20 oct. 2010

Lo que no es movimiento -forma.

Esta en todo lo que observamos, en la conformacion de los objetos, en su vacuidad y contornos, en su densidad o evanescencia, es extension y profundidad , es el espacio intangible donde se emplazan los mundos. Es presencia y entorno, se oculta en lo evidente y se manifiesta en la ausencia, delimita y complementa, en ella reposa la mente y descansa la mirada. Disocia y unifica, es el vacio que todo lo llena, la forma pura sin relieves ni contrastes, su ser esta en lo que no es y se halla en la plenitud del todo, donde se sumergen los sentidos, y emergen las formas, donde se dimenciona la conciencia y convergen las realidades.




7 oct. 2010

Pensamos para comprender la experiencia, pero concluye siendo la experiencia quien da setido al pensamiento.

Interés atencional.


De aquello que se presenta espontáneamente ante nosotros, nos llegan sensaciones desordenadas, muchas mas de las que necesitamos para la observación dada, entonces mi intención, fija la atención solo en algunas de ellas, las que incluyo en mi idea de realidad.
Mi interés objetal crea un campo de presencias, lo demás se sitúa como entorno, dándole un contexto general a la situación, de manera que actúa determinantemente, incidiendo en el concepto que como idea, poseo de ello.
La mirada intencional ordena el mundo de un modo, casi sin advertir que de manera simultanea y concomitantemente, actúan sensaciones desde un paisaje de copresencias,
y es allí, donde se encuadran las imágenes observadas.
El acto de conciencia alterna, pendulando entre un nivel y otro, predominando siempre
donde el interés direcciona la atención, pero en su interpretación y significado influyen ambos.

30 sept. 2010

Darse cuenta.

Cuanto de lo aprendido aplicamos cotidianamente ? Cuanto de lo comprendido integramos por medio de la experiencia? Parece que bastara con saber para ser y lejos de ello la realidad permanece inmodificable. Cuesta darse cuenta y hasta parece un simple detalle; “ lo se “ y espero en vano ese cambio que nunca ocurrirá, hasta que mi propia transformación interior se traduzca en el paisaje que percibo .
Para ese darse cuenta la atención tendrá que despabilarse, despojándose de viejas huellas que nos condicionan, para ver todo como por primera vez. Eso nos alejara de dar respuestas compulsivas, situándonos en un emplazamiento distinto, desde donde poder apreciar el mundo de un modo nuevo, así como nuestro lugar en el.

Las acciones

La acciones no culminan en el acto de llevarlas cabo, sino que desencadenan imprevistos, que afectan de alguna manera, cosas que nos son desconocidas, ajenas a nuestra intención en el momento de actuar. “ Los acontecimientos se continúan en sus consecuencias “Silo. Tenerlo en cuenta y atendiendo a ello, agregara mesura y coherencia en nuestra relación con los demás.

La mirada del otro.

Ante la mirada del otro actuamos diferente a como somos en realidad. Esto nos condiciona inhibiendo nuestro modo de desenvolvernos con naturalidad. La intencion pone en marcha mecanismos de expresion, queremos comunicarnos, entonces las palabras, gestos y actitud, se adaptan al lenguaje que creemos propio para cada situacion.Atendemos mas al feedback que se produce, que a la manera en que actuamos, es que su mirada se ha convertido en nuestra propia conciencia de si.La atencion se traslada a la respuesta que obtenemos del otro, casi desentendiendonos de la propia autocritica, ahora trasladada en el afuera que nos observa y califica.Podemos intelectualizar la situacion para que afloren razones que justifiquen lo que ocurre; busqueda de aprobacion, aceptacion, etc. Pero lo cierto es que si existe unidad interna, sea como fuere que esta se manifieste, actuaremos con la intima conviccion que nace desde lo profundo de nuestro ser, y aquella mirada del otro sera simplemente eso, sabiendola emplazada desde su propia subjetividad.

‎" Lo contrario al amor no es el odio... sino el egoismo. "

Memoria

El mundo es comprendido según la idea que de el, guarda la memoria. Observar es un acto de conciencia, ella estructura en base a grabaciones anteriores, identificando aquello que percibimos. Toda actividad relacionante, depende de los datos que la memoria proporciona a la conciencia, quien organiza y estructura condicionada por ello.
En nuestra percepción de la realidad , la memoria es un factor fundamental, ya que lo que comprendemos de ella , no es simplemente por aquello que aportan los sentidos, sino por la interpretación que ello hace la conciencia, y esto sin memoria no seria posible.

Solo una reflexion.

Las tensiones y climas que comunmente observamos como algo negativo, poseen un gran potencial, que si se les diera una correcta direccion, se transformarian en un recurso positivo.Si logramos cierta aptitud para direccionar, seria posible integrar contenidos que nos proporcionarian una gran fuerza interna.Tensiones tenemos cotidianamente, y a cada instante,es lo que nos mueve hacia la concrecion de los impulsos, los climas son estados de animo, podemos modificarlos si son perjudiciales, pero nunca deshacernos de ellos.Asi es que deberiamos reconsiderar el concepto en que los tenemos, ya que esto depende de cuan funcional sean a nuestros propositos.Incluso cuando hablamos de nuestros ensueños o del yo,lo hacemos como si fueramos rehenes de ellos, y su gran influencia, lo que advertimos solo si esta es contraria a nuestra evolucion personal.Esto lo hacemos persiguiendo una imagen,una "imagen de ensueño", elegido, querido, no compulsivo, pero ensueño al fin, y hacia donde sin el yo, no hubieramos podido dar siquiera el primer paso.Esto es lo que hay y con lo que contamos para realizarnos como seres humanos que somos, lo demas sera en razon de como nos manejamos con ello, lo que le agregaria a nuestros actos, algo de prudencia y mesura,sin ella hasta el remedio mata, con ella hasta el veneno cura.

El Sentir

Aquello que vemos lo percibimos como rodeado de cierta atmosfera, impregnada de algo difuso y casi imperceptible. Las imagenes se tiñen de sensaciones vagas que se adhieren a ellas confundiendose en una unica estructura.El sentir de un modo es atributo de la conciencia, la que interpreta perceptualmente de manera personal y unica. Es un modo de estar ante la realidad percibida, reconociendo en ella mi propio paisaje, el que transformo segun mi propia transformacion. El sentir responde a registros internos ligados a toda representacion, casi visceral, intuitivo, profundamente humano,es el que nos da entre otras tantas, la sensacion de certeza, contradiccion o unidad interna.

Entre dos mundos

A veces se torna dificil reinterpretar lo conocido, volver a considerar lo ya ideado, cuando toda la vida hemos estructurado mentalmente de una forma. El mundo se nos presenta de un modo, pero intuimos que en el, podemos descubrir una gran parte de lo que somos, reconociendo en ese paisaje, el color de nuestros climas, la proyeccion de contenidos y el sabor a evocaciones que se reinstalan en un presente con vocacion de futurizarlo todo.
El unico mundo que conocemos es el de nuestras propias percepciones, sean internas o externas, ambas conforman una estructura, una unidad inseparable, articulandose una en la otra como una necesidad simbiotica, sin la cual nada podria existir. Es por eso que no hallamos un solo instante sin algun tipo de percepcion, sea que ellas provengan de los sentidos o de las propias mentaciones. Basta que exista un vacio entre un acto y otro, para que la conciencia lo complete con alguna imagen, asi ensueños y divagues se confunden aportando lo suyo a una realidad construida desde la propia mirada.
Se que en el soñar actuan contenidos de vigilia, y en vigilia algo de aquel soñar, como si estos estados jamas concluyeran y cada uno se sumergiera en el otro, predominando estos alternadamente en ciclos constantes. Como el dia y la noche revelan en el cielo distintas formas, los diversos estados aportan caracteristicas propias a lo que contemplamos como realidades de un universo que comprende estos dos mundos.